Me piden contrato indefinido para alquilar: ¿Qué puedo hacer?

Contrato indefinido para alquilar piso

Si estás en busca de un piso de alquiler ya sabrás que la decisión final no depende sólo de ti, ya que puedes encontrar la vivienda perfecta pero no reunir los requisitos que exige el propietario. Una de las cosas que suelen pedir es un contrato indefinido para alquilar un piso, en este artículo te contamos todo lo que necesitas para alquilar una vivienda y lo que te pueden solicitar en función de tu situación económica y laboral. 

¿Qué documentos necesitas para alquilar un piso?

Para alquilar una casa necesitas una serie de documentación y cumplir los requisitos que el propietario de la vivienda establezca. Sin duda, una de las mayores preocupaciones que tiene el dueño de un piso al ponerlo en alquiler es que el inquilino pague la renta cada mes y que cuide del inmueble como si fuese suyo

Pero es la parte económica la que más preocupa, por eso el propietario va a asegurarse de que el posible inquilino demuestre su solvencia. Teniendo esto en cuenta, algunos de los documentos que va a tener que presentar para demostrar su estabilidad económica son los siguientes. 

Documentación para trabajadores por cuenta ajena

El dueño de la vivienda en alquiler puede pedir al trabajador contratado por una empresa estos documentos:

  • DNI o pasaporte con el fin de acreditar la identidad de la persona en el momento de la firma del contrato de alquiler. 
  • Últimas nóminas. No es un requisito obligatorio que esté exigido por la ley, pero es un documento con el que el arrendador se asegura de que el inquilino es un trabajador en activo y tiene ingresos fijos al mes. De esta manera, se puede asegurar que la persona interesada puede asumir el pago mensual de la renta. 
  • Vida laboral, se trata de otro de los documentos que se pueden pedir para verificar la situación laboral del inquilino, sobre todo para poder conocer si tiene continuidad en sus puestos de trabajo o si pasa mucho tiempo en situación de desempleo. Aunque se pida este documento, no es un requisito obligatorio para firmar el alquiler. 
  • Contrato de trabajo. Al igual que los anteriores documentos relacionados con la situación laboral, el propietario puede solicitar el contrato de trabajo, pero el inquilino no tiene obligación de presentarlo. Pero puede que, si existe mucha demanda por la vivienda en alquiler, el propietario lo pida para elegir al inquilino que ofrezca más garantías. En este caso, un candidato con un contrato de trabajo indefinido tiene más posibilidades de acceder al piso que otro con un contrato temporal o sin él.  

Documentación para trabajadores autónomos

Si eres trabajador autónomo, los documentos que te puede pedir el propietario para comprobar tu solvencia económica son los siguientes: 

  • DNI o pasaporte para poder acreditar la identidad de la persona. Es el único documento que todo tipo de inquilinos tienen que presentar. 
  • Declaración trimestral del IVA. Los autónomos no tienen una nómina fija que pueda acreditar sus ingresos, por ello es habitual que los propietarios pidan informes que revelen la actividad económica de las personas interesadas. En el caso de la declaración trimestral del IVA da información sobre el volumen de ingresos que genera la actividad desempeñada por el autónomo. Esto hace que el arrendador conozca si tiene capacidad para pagar la renta. 
  • Declaración del IRPF. Gracias a esta documentación, el propietario sabrá cuáles han sido los ingresos de esa persona el último año. Es una manera de que conozca un poco más sobre la solvencia del inquilino, aunque no es obligatorio presentarla, por si acaso es mejor tenerla preparada. 
  • Recibo de la cuota de autónomos. Se trata de un documento que el inquilino puede aportar para demostrar que está en activo en ese momento. Y es que la cuota de la Seguridad Social se paga de forma mensual mientras se está trabajando. 
  • Certificado de estar al corriente de pago de las cuotas de la Seguridad Social. Es un complemento al recibo anterior y justifica la situación laboral de la persona como autónomo. 

Pago de la fianza y de las garantías adicionales

Hay algo más que se necesita para alquilar un piso y es que, cuando se firma el contrato del alquiler, hay que pagar una fianza. Tal y como recoge el artículo 36 de Ley de Arrendamientos Urbanos, la fianza es una garantía obligatoria y equivale a una mensualidad en el caso del alquiler de una vivienda. 

El depósito de esa fianza tiene que hacerlo el arrendador en el organismo correspondiente de cada comunidad autónoma y se devuelve al inquilino cuando termina el contrato del alquiler, salvo que haya un incumplimiento de alguna cláusula por parte de éste último, como puede ser un impago o destrozos en la vivienda. 

En nuestro artículo sobre si es obligatoria la fianza del alquiler tienes toda la información que debes conocer. 

Al mismo tiempo, hay otras garantías adicionales que no son obligatorias pero que el propietario puede exigir. Por ejemplo, puede pedir un aval bancario para el alquiler gracias al cual el banco garantiza el pago en caso de deuda, o también puede solicitar un depósito, que es una cantidad adicional que el inquilino entrega al propietario y que se limita por ley a dos mensualidades.  

¿Es necesario contar con un contrato de trabajo indefinido?

Es importante destacar que no hay ninguna legislación que regule la documentación que se puede solicitar para el alquiler de una vivienda, pero la LAU sí que recoge todo lo relacionado con la fianza y las garantías adicionales. 

Y, según lo recogido en el Real Decreto-ley 7/2019, de 1 de marzo, de medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler, para formalizar un alquiler de vivienda habitual, únicamente se podrá pedir un mes de fianza, y la cantidad será equivalente a una mensualidad de renta y una garantía adicional que no podrá superar de dos mensualidades de renta.

En el caso del resto de la documentación que pueden pedir, como puede ser el contrato de trabajo, no es obligatorio presentarlo. El propietario lo que quiere ver es que el posible inquilino tenga la suficiente solvencia económica para poder hacer frente al pago de la renta. 

Si estás en el paro o tienes un contrato de trabajo temporal, puedes demostrar tu solvencia a través de las garantías adicionales que hemos comentado: un aval bancario o personal, un depósito de garantía e incluso un seguro de impago de alquiler con el que te aseguras que el propietario recibe la cuota del arrendamiento. Este seguro cubrirá al inquilino durante 12 meses en el caso de que no pueda hacer frente a la deuda del alquiler.   

Como puedes ver, si te piden un contrato indefinido para alquilar y no dispones de él, hay otras maneras de que el propietario sepa que eres solvente

Para poder tener siempre a mano toda la documentación aportada por el inquilino y los datos relacionados con el contrato de alquiler, lo mejor es contar con un buen software de gestión de alquileres como homming. Podrás tener controlados todos los contratos y las fechas de cada uno de ellos desde un único lugar. Empieza a probar nuestro software de gestión de alquileres de forma gratuita.

Artículos relacionados

¡No te pierdas ninguna de nuestras publicaciones!

Suscríbete a nuestra Newsletter.

1
👋 ¿Cómo podemos ayudarte?
Bienvenido a homming 👋
Si gestionas alquileres, eres propietario o quieres empezar a digitalizar la gestión de tus alquileres.
¡Queremos ayudarte!