Blog
imagen-principal

¿Es obligatorio contratar el seguro de hogar en los pisos de alquiler?

El seguro de hogar para los pisos de alquiler es un tema que suele generar muchas dudas y que puede llegar a ser un punto de discordia entre los inquilinos y el propietario de la vivienda. Por eso, en este artículo queremos dar respuesta a todas las dudas que pueden surgir en todo lo relacionado con el seguro de hogar.

Una de las preguntas que más se hace es si es obligatorio o no contratar un seguro de hogar para la vivienda de alquiler y la respuesta es que no, no lo es. Aun así, se puede dar la posibilidad de que alguna de las partes o las dos, estén de acuerdo en querer contratarlo para proteger el piso del que son dueños o en el que van a vivir como inquilinos. 

El contrato de alquiler es el lugar donde deben aparecer todos los puntos referentes al seguro, por lo tanto es importante que se incluyan cláusulas sobre ello. Será ahí donde se indique quién es el tomador de la póliza, aunque todo depende de la persona que firme el contrato, ya que el inquilino y el propietario no contratan la misma póliza. 

Información sobre el seguro de hogar en los pisos de alquiler

Si revisamos la legislación actual, la Ley de Arrendamientos Urbanos nos dice que es el arrendador el que se encarga de llevar a cabo las reparaciones que sean necesarias para que la vivienda se encuentre siempre en las mejores condiciones para vivir en ella. 

Teniendo en cuenta lo anterior, podemos decir que contratar un seguro del hogar es algo que debe realizar el dueño del inmueble, ya no sólo por ley, sino porque es la persona a la que más le interesa que el piso esté siempre en perfectas condiciones.    

A la hora de contratar el seguro del hogar hay diferentes modalidades que cubren el continente, el contenido y la responsabilidad civil, y aquí es donde pueden surgir dudas. A modo de resumen, a continuación indicamos a quién corresponde la contratación del seguro de hogar dependiendo del tipo de seguro que se lleve a cabo: 

  • - El seguro de hogar para el continente, que cubre la estructura y la construcción del inmueble, correría a cargo del dueño. 

  • - El seguro del contenido de la vivienda puede resultar útil para ambas partes. En el caso de alquilar el piso amueblado, el propietario estaría interesado en cubrirlo, pero debería avisar a la aseguradora de que la persona que va a vivir en el piso no es el dueño. Por otro lado, al inquilino le interesa asegurar sus bienes y los daños que puedan sufrir en el caso de que algo ocurra. 

  • - Si nos centramos en la Responsabilidad Civil de la vivienda incluida en el seguro, las dos partes estarán interesadas en contratarla. Para el propietario, es una manera de estar protegido ante posibles daños que se puedan causar a terceros, como una rotura de tuberías. En ese caso, el tomador del seguro se protege y no tiene que hacer frente a los gastos que se puedan ocasionar. 

Contratar una póliza de Responsabilidad Civil en el caso del inquilino le ayudará a hacer frente a los daños que pueda causar a terceros. Aunque estos daños están cubiertos dentro del seguro de hogar, los que se ocasionen por una acción suya no lo estarán, por eso es recomendable tenerlos cubiertos. 

Si ocurre algún daño a terceros y el inquilino no tiene un seguro de Responsabilidad Civil, será la póliza del propietario de la vivienda la que tenga que hacer frente a los gastos, aunque luego podrá reclamarlos a la persona que vive en el piso. 

¿Cuáles son las principales coberturas de un seguro de hogar?

La vivienda está expuesta a muchos riesgos, tanto el continente como el contenido de su interior, pero sin duda la Responsabilidad Civil es uno de los riesgos más importantes. Contar con un seguro que cubra la Responsabilidad Civil es imprescindible para poder estar protegidos ante daños que se puedan ocasionar a terceros desde nuestra vivienda. 

Tanto el dueño como el inquilino pueden ser responsables de estos acontecimientos que pueden afectar al continente y al contenido. Atendiendo a esto último, podemos decir que una de las principales funciones del seguro de hogar es cubrir los daños que se puedan dar en otra vivienda, como una fuga de agua que afecte al vecino de abajo. 

Hoy en día, el precio medio de un seguro de hogar básico se sitúa entre los 110 y los 200 euros, pero comparando y buscando bien se pueden encontrar seguros un poco más baratos. 

Como hemos comentado, el precio de un seguro de hogar no es algo cerrado, ya que influyen en él factores relacionados con las características internas y externas del inmueble y, además, se pueden añadir coberturas opcionales que hacen que el coste del seguro varíe. Algunos de los factores que influyen en el precio del seguro son: 

  • - Antigüedad de la vivienda.

  • - Tamaño del inmueble.

  • - Materiales de construcción.

  • - Ubicación.

  • - Altura.

  • - Uso del hogar por parte del propietario.

  • - Sistemas de seguridad con los que cuenta la vivienda.

Como conclusión, tener un seguro de hogar en un piso de alquiler no es obligatorio pero sí muy recomendable. Teniendo en cuenta todo lo que hemos comentado en este artículo, se trata de algo que puede ser de mucha ayuda en el caso de que ocurra algo en la vivienda. 

Si estás interesado en contratar un seguro de hogar, en homming te ofrecemos seguros de hogar, tanto a propietarios como a inquilinos para que puedas contratarlos o, simplemente, comparar presupuestos. 

Además de mantenerte informado sobre todo lo relacionado con el alquiler de tu vivienda, te ayudamos a llevar una buena gestión gracias a nuestro software de gestión de alquileres. La herramienta perfecta para tener en un solo lugar toda la documentación, la información de tus inquilinos y mantener una correcta comunicación con ellos. ¿Quieres probarlo? Hazlo de forma gratuita aquí