¿Se puede alquilar un piso de protección oficial (VPO)?

Se puede alquilar un piso de protección oficial

Desde los años sesenta en España se comercializan las viviendas de protección oficial, más conocidas como VPO, pero aún así todavía hay muchas dudas sobre qué son, cómo se puede acceder a ellas y, sobre todo, si pueden alquilarse. En este artículo nos vamos a centrar en resolver la cuestión de si se puede alquilar un piso de protección oficial y qué es lo que hay que tener en cuenta

En nuestro blog ya hemos hablado sobre las viviendas de protección oficial, en él hablamos sobre qué son este tipo de inmuebles, sus características y los requisitos que hay para acceder a ellas. Si quieres ampliar información, te dejamos el enlace al artículo aquí.

¿Puedo poner en alquiler una vivienda de protección oficial en propiedad?

La respuesta es que sí, se puede poner en alquiler, pero hay que tener en cuenta una serie de aspectos. Es importante destacar que cuando una persona adquiere una vivienda de protección oficial, está sujeta a unas condiciones bastante estrictas. 

Una de las primeras cosas que hay que demostrar es que los ingresos no le permiten acceder a otra vivienda a precio de mercado y tampoco puede tener otro inmueble desocupado, además de que la VPO tiene que ser su vivienda habitual. 

Para poder alquilar un piso de protección oficial, primero hay que convertirla en una vivienda libre o pedir un permiso especial para realizar este trámite. A continuación, explicamos qué hay que hacer para que una vivienda protegida pase a ser libre: 

  • El primer punto es esperar a que pase el plazo legal de 10 años para que se convierta en una vivienda libre. 
  • Otra opción es solicitar la descalificación de forma adelantada acudiendo a la administración competente de cada comunidad autónoma. Allí habrá que cumplimentar el modelo correspondiente y entregar la documentación necesaria: DNI, escritura de la propiedad y, en este caso, la escritura por la que también se cancele la cualificación protegida. Aunque este trámite no conlleva ningún coste, la persona interesada deberá devolver varios importes, como las subvenciones que ha recibido desde que compró la vivienda y los intereses de demora que correspondan. 
  • También se puede pedir una autorización para alquilar la vivienda de VPO. En el caso de que el dueño se vea forzado a vivir fuera del domicilio durante un tiempo, puede alquilar la vivienda con una autorización administrativa. Deberá poner un precio de alquiler de vivienda pública y no de vivienda libre. 

En España, el alquiler de viviendas de protección oficial ha ido aumentando desde comienzos de los años 2000. Según la OCU, el porcentaje sobre el total de pisos VPO destinados a alquiler es notable en regiones como Cataluña, con un 33% y Madrid con un 22%. Utilizando esta modalidad, cada vez son más los arrendatarios que acceden a una vivienda de alquiler de una forma más económica. 

¿Qué condiciones hay para alquilar una VPO?

Para que una persona pueda alquilar una vivienda de protección oficial tiene que cumplir con una serie de requisitos. Lo primero es que debe ser una persona física, en ningún caso puede alquilarse una vivienda protegida a personas jurídicas.

Al mismo tiempo, el precio de alquiler de las VPO no es el mismo que el de las viviendas libres, realmente la cantidad hay que calcularla multiplicando por el 5,5% el precio máximo de venta y dará como resultado un alquiler máximo anual que hay que dividirlo entre doce meses. 

Por ejemplo, vamos a suponer que el precio máximo de venta de una VPO son 100.000 euros, hay que calcular el 5,5% de ese importe, que son 5.500 euros y dividirlo en 12 mensualidades, lo que nos da una renta mensual de 460€

El precio máximo de la vivienda variará de unas comunidades autónomas y también influirá en él la zona donde esté la vivienda o sus dimensiones. Si la vivienda se alquila porque el propietario tiene que mudarse, el importe del alquiler queda regulado por la administración. 

Hay que destacar que, si el importe del alquiler fuese superior al permitido, el propietario puede ser sancionado con multas elevadas. Para evitarlo, el contrato de alquiler debe presentarse ante la administración correspondiente y que puedan ver que se cumplen todas las condiciones para alquilar una VPO. Cumplir con la normativa establecida y marcar el importe correspondiente son dos aspectos fundamentales. 

Sanciones por alquilar vivienda de protección oficial

Como hemos comentado, cuando ha pasado el periodo de 10 años la vivienda pasa a ser libre y podemos alquilar la vivienda de protección oficial. Sin duda, esta es la manera en la que nos aseguramos de que estamos alquilando el piso de forma segura y legal. Pero si el alquiler se realiza antes, entonces se hará de forma ilegal y el estado puede llevar a cabo sanciones. 

Hay varios tipos de infracciones para aquellas personas que no respeten la normativa sobre las VPO. Cada comunidad autónoma determina la sanción que aplica a cada una de ellas, pero en casi todas oscilan entre las siguientes cifras: 

  • Sanciones leves: Entre 150€ y 1.500€
  • Sanciones moderadas: Entre 1.500€ y 6.000€
  • Sanciones graves: Entre 6.000€ y 60.000€

En Cataluña, sin embargo, las sanciones son mucho mayores y las más graves pueden llegar hasta los 90.000€

Las viviendas de protección oficial es algo que el estado y las comunidades autónomas se toman muy en serio, por eso lo mejor es seguir siempre la legislación vigente de la comunidad donde se encuentre el inmueble y evitar así las posibles sanciones. 

Limitaciones a la hora de alquilar un piso VPO

 Como resumen a todo lo que hemos comentado en el artículo, a continuación indicamos las limitaciones que hay a la hora de alquilar una vivienda de protección oficial.  

  • Es obligatorio que la vivienda sea libre, ya que sino el propietario se enfrenta a una posible multa. Esto se puede conseguir agotando el plazo legal de 10 años, solicitando la liberalización de la vivienda o manteniendo la condición de vivienda protegida con una autorización administrativa. 
  • También es obligatorio que la vivienda esté ocupada y sea la primera residencia, de esta manera si se quiere cambiar de residencia habitual a otra vivienda, legalmente hay que vender o alquilar el piso de protección. 
  • Si queremos alquilar una VPO hay que devolver las subvenciones o desgravaciones fiscales anteriores, es un requisito fundamental. Por lo tanto, hay que devolver el importe íntegro de las ayudas que se concedieron para acceder a ella. 
  • El precio del alquiler debe ser de vivienda pública, por lo que el importe que se ofrecerá por ella tiene que ser menor al que se tendría en una vivienda libre. 
  • Por último, es importante redactar un contrato de alquiler para evitar posibles imprevistos que puedan surgir. 

Ahora que hemos resuelto las dudas sobre si se puede alquilar un piso de protección oficial y estás pensando en poner el tuyo en alquiler, lo mejor es tener toda la documentación en un único lugar para que no haya problemas. Un buen software de gestión de alquileres como homming puede ayudarte a conseguirlo. Empieza a probar nuestro software de gestión de alquileres de forma gratuita.

Artículos relacionados

¡No te pierdas ninguna de nuestras publicaciones!

Suscríbete a nuestra Newsletter.

1
👋 ¿Cómo podemos ayudarte?
Bienvenido a homming 👋
Si gestionas alquileres, eres propietario o quieres empezar a digitalizar la gestión de tus alquileres.
¡Queremos ayudarte!