Cómo declarar el alquiler con dos propietarios

Cómo declarar el alquiler con dos propietarios

Cuando se acerca el momento de hacer la declaración de la renta y tienes una vivienda alquilada es importante empezar a recordar cuáles son los gastos relacionados con ese alquiler y de cuáles te puedes desgravar. Además de conocer los pasos a seguir para hacerlo todo correctamente, también surge la duda de cómo declarar el alquiler con dos propietarios. En este artículo damos respuesta a esta y otras dudas. 

¿Cómo hay que declarar el alquiler en la renta?

Para declarar correctamente tu piso alquilado en la declaración de la renta es importante completar toda la información sobre el inmueble. Hay que indicar si es una vivienda en propiedad o en usufructo, además de si es urbana o rústica, añadiendo la dirección y marcando la casilla 0075 en la que pone “arrendamiento”. 

Para completar toda la información hay que incluir los datos del inquilino y también el número de días que el inmueble ha estado alquilado, todo ello en las casillas que van desde la 0091 hasta la 0101. 

En el caso de que la vivienda tenga más de un propietario, todos ellos tienen que declarar tanto su alquiler como sus gastos, siempre en función del porcentaje que tengan del inmueble. Esta información hay que indicarla en la casilla 0063 denominada “Propiedad %”. 

¿Quién puede desgravarse el alquiler? ¿Cuáles son los requisitos para hacerlo?

Según indica la ley, cualquier propietario de un piso alquilado puede beneficiarse de una reducción sobre el rendimiento neto del alquiler, siempre y cuando el inmueble alquilado esté destinado a una vivienda habitual. Teniendo esto último en cuenta, los propietarios de oficinas en alquiler o de alquileres turísticos no los podrán desgravar en la declaración. 

Dentro de los requisitos para poder beneficiarse de esta deducción, el primero de ellos es declarar ante hacienda los ingresos generados por el alquiler, algo a lo que todos los propietarios de una vivienda alquilada están obligados. 

En el caso de que los ingresos que hayan tenido superen los 1.600€ tendrán que indicarlo en la declaración como “rendimientos de capital inmobiliario”. Para obtenerlos hay que sumar los ingresos de la renta que se hayan recibido durante el año, restando los gastos deducibles del alquiler de la vivienda y determinadas reducciones que se pueden aplicar en ciertos casos. 

Este artículo te puede interesar: ¿Cuáles son los gastos deducibles del alquiler para el propietario?

Según la ley del IRPF, esta nos indica que los dueños de viviendas alquiladas pueden beneficiarse de una deducción del 60% del rendimiento neto del alquiler, que acabamos de comentar cómo se calcula. 

Por ejemplo, si como propietario recibes 1000€ al mes por el alquiler de la vivienda, lo que sería unos 12000€ al año, y tienes que pagar unos gastos de 3500€, el rendimiento neto lo calcularemos con la siguiente operación: 12.000€ – 3.500€= 8.500€. Por tanto, podrás deducirte 5.100€ (el 60%) y solo se tributa por el 40% restante (3.400€).

En qué apartado de la renta hay que incluir el alquiler

A la hora de incluir el alquiler en la declaración de la renta, hay que hacerlo en el apartado C de la página 5, que es el que está reservado para los rendimientos de capital inmobiliario. Dentro de ese apartado hay que rellenar los siguientes apartados: 

  • La casilla 0061 es en la que hay que incluir los datos de todas las viviendas que tengamos a nuestro nombre y que no sean nuestra vivienda habitual. En el caso de estar casados y hacer la declaración conjunta, indicaremos que la vivienda es “Común”. 
  • En la casilla 0063 tenemos que indicar el porcentaje de la vivienda, tal y como hemos comentado al principio de este artículo. Esto es en el caso de declarar el alquiler con dos propietarios. 
  • En la casilla 0053 incluiremos la naturaleza del inmueble, que será rústica o urbana. 

También debemos marcar en distintas casillas el uso que se hace del inmueble, en este caso la Agencia Tributaria nos da varias opciones y podemos elegir más de una: 

  • Vivienda habitual. Si la casa es la vivienda habitual se marcará con una «x» la casilla 0070 de la renta 2021.
  • Alquiler. Cuando has alquilado la vivienda y has obtenido rendimientos del capital inmobiliario por ella, hay que marcar la casilla 0075.
  • A disposición de sus titulares. Si estaba a tu disposición pero no es la vivienda habitual, lo que daría lugar a una imputación de rentas inmobiliarias, hay que marcar la casilla 0073. Se deberá marcar incluso si ha estado arrendada una parte del año y otra a nuestra disposición. En este caso se aplicaría el porcentaje que corresponda a cada situación dependiendo del uso que se haya hecho y del tiempo que se haya usado para cada modalidad. Para ello hay que marcar las dos casillas, la de vivienda habitual y la de alquiler, en el caso de que haya estado a nuestra disposición un tiempo y luego alquilada. 
  • Arrendamiento como inmueble accesorio. Se refiere al alquiler, subarrendamiento o cesión a terceros del inmueble junto a otro que actúa como principal. Por ejemplo, esto ocurre con una plaza de garaje. La casilla a marcar es la 0074.
  • Vivienda habitual del anterior cónyuge. Esto implica un grado de titularidad pero la imposibilidad de usarlo, lo que eximirá de tributar. Este epígrafe sólo se podrá seleccionar en caso de una resolución legal que avale ese uso de la vivienda. Se marca en la casilla 0071. 

En el caso de la casilla 0065 está destinada a la situación del inmueble, que puede ser:

  • Inmueble con referencia catastral situado en cualquier punto del territorio español, con excepción de la Comunidad Autónoma del País Vasco y Comunidad Foral de Navarra.
  • Inmueble con referencia catastral situado en la Comunidad Autónoma del País Vasco o Comunidad Foral de Navarra.
  • Inmueble situado en cualquier punto del territorio español, pero sin tener asignada referencia catastral.
  • Inmueble situado en el extranjero.

Ahora que ya tenemos toda la información sobre cómo declarar el alquiler con dos propietarios, lo mejor es tener toda la documentación a mano y las cuentas bien hechas con todo detallado para no cometer errores y que el propietario declare todos los gastos del alquiler.

Contar con un software de gestión de alquiler como homming es una gran solución para mantener organizados y controlados todos los gastos derivados del alquiler de la vivienda, todo de una manera muy visual y sencilla. Si cuentas con viviendas de alquiler, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y descubrir cómo homming puede ayudarte a gestionar el alquiler de una forma muy fácil y clara. Prueba nuestro software de forma gratuita.

Artículos relacionados

¡No te pierdas ninguna de nuestras publicaciones!

Suscríbete a nuestra Newsletter.

1
👋 ¿Cómo podemos ayudarte?
Bienvenido a homming 👋
Si gestionas alquileres, eres propietario o quieres empezar a digitalizar la gestión de tus alquileres.
¡Queremos ayudarte!