Requerimiento de pago del alquiler a un inquilino moroso

Compartir

Como propietario de una vivienda en alquiler, sabes que hay que tomar precauciones a la hora de elegir el inquilino adecuado y puede que en algún momento te encuentres con algún impago. Si te encuentras en esta situación, como arrendador debes saber que puedes reclamar el dinero a través de un requerimiento de pago. Te contamos todo en este artículo. 

La Ley de Arrendamientos Urbanos nos indica que, si una parte incumple con sus obligaciones contractuales, la otra podrá exigir que se cumplan a través de los mecanismos que crea oportunos. Es por eso que los propietarios tienen una alternativa ante el impago del alquiler o los gastos por parte del inquilino y es exigir su pago. Puede hacerse por vía amistosa y de forma extrajudicial a través del envío de un requerimiento de pago del alquiler.   

¿Qué es un requerimiento de pago del alquiler?

Un requerimiento del pago del alquiler sirve para que el propietario reclame al inquilino el pago de la renta. En otras palabras, este documento se utiliza para reclamar responsabilidades en el caso de que el arrendatario incumpla alguna de sus obligaciones contractuales acordadas por ambas partes. 

Este documento permite al arrendador resolver el problema de forma amistosa antes de pasar a la vía judicial en caso de que el inquilino siga sin satisfacer el pago del alquiler. El envío del requerimiento del pago del alquiler no es un requisito necesario para comenzar el procedimiento judicial, pero es un mecanismo exterior que se utiliza para que el inquilino moroso se sienta presionado y cumpla con su obligación de pago. 

Además, si llegado el caso hay que acudir a los tribunales, contar con este documento puede venir muy bien. El envío del requerimiento tiene que hacerse 30 días antes de presentar la demanda, si ésta se va a llevar a cabo. 

El requerimiento de pago puede utilizarse para reclamar a los inquilinos de fincas urbanas y de fincas rústicas el pago de las rentas y también de las cantidades asimiladas, como impuestos o suministros. Es buen momento para recordar que si queremos evitar problemas de morosidad en el alquiler de una vivienda, es recomendable contar con un seguro de impago del alquiler.   

Requisitos e información para enviar el requerimiento del pago del alquiler

Un requerimiento de pago tiene que cumplir una serie de requisitos que están marcados por Ley para poder enviarlo. Los comentamos a continuación: 

  • Debe contener una petición de pago de la renta o la cantidad asimilada. Tienen que ser cantidades líquidas e impagadas. 
  • El requerimiento hay que hacerlo por un medio fehaciente. Es decir, el propietario tiene que poder acreditar que el documento llegó al conocimiento del inquilino con la claridad suficiente. Por esto es fundamental que en el contrato de alquiler estén incluidos los domicilios y los correos electrónicos para poder enviar notificaciones como este requerimiento. 
  • Para poder enviarlo, el inquilino no tiene que haber puesto a disposición del propietario la suma que se reclama, ya sea por consignación judicial, por conducto notarial o a través de cualquier otro que exprese su disponibilidad de pago. 

Además, en dicho requerimiento no se exige que se incluya lo siguiente, ya que el arrendador no es un consejero legal del inquilino, únicamente le requiere el pago: 

  • Un aviso de que el contrato del alquiler va a resolverse si no se realiza el pago. 
  • Que no se llevará a cabo el acto del desahucio si no se paga dentro del plazo. 

El documento de un requerimiento de pago del alquiler tiene que incluir lo siguiente

  • Los datos del propietario.
  • Los datos del inquilino.
  • Datos del contrato de arrendamiento (fecha y dirección del inmueble).
  • El detalle de los importes adeudados y su concepto.
  • El plazo que se concede al inquilino para proceder al pago de las cantidades pendientes.
  • La firma del propietario. 

Ventajas de un requerimiento de pago del alquiler

Al usar este recurso si nos encontramos con un impago del alquiler conseguimos varias ventajas para las dos partes

Menor conflictividad

Utilizar este tipo de requerimiento nos permite resolver el conflicto de una forma amistosa sin necesidad de llegar a tener que recurrir a un proceso judicial. De esta manera, tanto el inquilino como el propietario pueden llegar a un acuerdo por el que ambas partes estén de acuerdo. 

Un coste menor

Si enviamos un requerimiento de pago y éste tiene éxito, la deuda pendiente se cancela con un coste menor. Por el contrario, si se comienza la vía legal ésta traerá una serie de gastos extra para las dos partes, como por ejemplo los gastos administrativos al ingresar al sistema judicial y el coste de los abogados. 

En caso de juicio tendremos una prueba documental

Este documento podemos utilizarlo como prueba del incumplimiento en el caso de llegar a recurrir a la vía judicial. También es un documento muy importante para reclamar los intereses moratorios que se generen desde que el inquilino recibe el requerimiento y hasta que se dé el pago. 

Cuando el inquilino recibe el requerimiento de pago cuenta con 30 días para realizar el pago y evitar el desahucio. Una vez haya pasado este tiempo, si el inquilino no ha pagado el total de la deuda, el propietario podrá demandar el pago por vía judicial. 

Modelo de requerimiento de pago del alquiler

1 ……………………… (Datos del arrendador)

C/ …………………….

2 …….……………………. (Datos del arrendatario)

C/……………..…………….

Estimado/a

Con relación al contrato de arrendamiento de fecha ..….………….  de la vivienda de mi propiedad sita en………………………….…………. que tengo con usted concertado, le comunico que, a fecha de hoy, me adeuda el importe de …… mensualidades de renta. En concreto, se trata de las correspondientes a los meses de …………..…………….. del presente año. 

En este sentido, le recuerdo que el abono de la renta pactada se debe efectuar según el contrato por mensualidades anticipadas dentro de los 7 primeros días naturales de cada mes. 

Por este motivo y a los efectos oportunos, le hago llegar el presente requerimiento de pago, instándole a que de forma inmediata regularice los adeudos pendientes y me abone las cantidades debidas. Asimismo, le exhorto  a que en adelante cumpla los términos del contrato de forma escrupulosa. En caso contrario, me veré obligado a instar las acciones oportunas en defensa de mis derechos.

A modo de resumen, el requerimiento de pago del alquiler es como un ultimátum para el inquilino moroso antes de recurrir a la vía legal ante el juzgado y tener que iniciar un proceso judicial. 

Ahora que ya conocemos mejor todo lo relacionado con el requerimiento de pago, qué es lo que hay que tener en cuenta y cómo prepararlo, es fundamental tener a mano toda la documentación del alquiler. Con nuestro software de gestión del alquiler podrás tener controlados todos los contratos y las fechas de inicio y vencimiento de cada uno de ellos desde un único lugar, generarlos a partir de plantillas y solicitar su firma digital. Empieza a probar homming de forma gratuita.

Compartir:

  • icon-facebook
  • icon-twitter
  • icon-linkedin
  • icon-wa
  • icon-mail

Homming