Logo homming
Logo homming

¿Qué es el ROIC y el ROCE? ¿Cómo se calculan?

Qué es el ROIC y el ROCE

El Retorno sobre el Capital Invertido, conocido por sus siglas en inglés como ROIC, es una métrica financiera que mide la eficiencia con la que una empresa utiliza el capital disponible para generar ganancias adicionales

Es esencial para los inversores y administradores, ya que proporciona una visión clara de cómo se está utilizando el capital para generar valor. En este artículo vamos a hablar de la importancia de esta métrica, cómo se calcula y cuándo utilizarla. 

Importancia del ROIC

El ROIC es crucial por varias razones. Primero, ofrece una comparación justa entre empresas de diferentes tamaños y sectores, permitiendo a los inversores identificar aquellas que están generando mayores rendimientos sobre su capital invertido. 

En segundo lugar, un ROIC elevado sugiere que la empresa tiene una ventaja competitiva sostenible, ya que puede reinvertir su capital a tasas de retorno elevadas, lo que, a su vez, conduce a un crecimiento exponencial en el valor para los accionistas. Finalmente, ayuda a los administradores a tomar decisiones informadas sobre asignaciones de capital, fusiones, adquisiciones y otras estrategias de inversión.

Pasos para calcular el ROIC

Para calcular el ROIC debemos tener en cuenta dos componentes principales: el beneficio neto de operación después de impuestos (NOPAT) y el capital invertido. A continuación, se describe el proceso paso a paso:

  • Calcular el NOPAT: Esto se logra ajustando el beneficio operativo por los impuestos que se habrían pagado sin beneficios financieros. La fórmula es: NOPAT = Beneficio Operativo × (1 – Tasa de Impuesto).
  • Determinar el capital invertido: Esto incluye la deuda y el capital propio que la empresa ha utilizado para financiar sus operaciones y crecimiento. Se calcula sumando la deuda a largo plazo, el capital accionario y las ganancias retenidas, y luego restando el efectivo y equivalentes de efectivo no operativos.
  • Calcular el ROIC: Una vez que se tienen ambos valores, el ROIC se calcula utilizando la fórmula: ROIC = NOPAT / Capital Invertido. Este resultado se expresa generalmente como un porcentaje.

¿Cuándo utilizar el Retorno del Capital Invertido?

El ROIC es particularmente útil en varias situaciones:

  • Evaluación de inversiones: Ayuda a los inversores a decidir dónde colocar su capital, prefiriendo empresas con un ROIC alto.
  • Decisiones estratégicas de negocio: Guía a los administradores sobre dónde reinvertir los ingresos para maximizar el crecimiento y la rentabilidad.
  • Comparaciones sectoriales: Permite comparar la eficiencia de diferentes empresas dentro del mismo sector, independientemente de su tamaño.
  • Evaluación de la creación de valor: Indica si una empresa está creando valor para sus accionistas más allá de su costo de capital.

¿Cuál es un buen ROIC?

Determinar un «buen» ROIC depende del contexto, incluyendo el sector de la empresa, las condiciones del mercado y el coste del capital. Sin embargo, como regla general, un ROIC que supera el costo promedio ponderado del capital (WACC) indica que la empresa está generando valor. 

Esto se debe a que está obteniendo rendimientos sobre el capital invertido que exceden el costo de ese capital. En términos más específicos, un ROIC del 10% o más es frecuentemente considerado atractivo, aunque esto puede variar significativamente entre industrias.

¿Por qué es importante el ROIC en el sector inmobiliario?

El Retorno sobre el Capital Invertido (ROIC) adquiere una importancia particular en el sector inmobiliario debido a las características únicas de esta industria, que incluyen la intensidad del capital, la importancia del apalancamiento financiero y el ciclo prolongado de inversión y retorno. A continuación, se detallan varias razones por las cuales el ROIC es especialmente relevante en el sector inmobiliario:

  • Medida de eficiencia en el uso del capital: El sector inmobiliario requiere inversiones de capital significativas, tanto para la adquisición de propiedades como para su desarrollo y mejora. El ROIC proporciona una medida clara de cómo las empresas inmobiliarias están utilizando este capital para generar rentabilidad, permitiendo a los inversores identificar aquellas que logran mayores rendimientos sobre sus inversiones.
  • Evaluación de decisiones de inversión: Las empresas inmobiliarias frecuentemente enfrentan decisiones sobre la adquisición, desarrollo, renovación o venta de activos. El ROIC ayuda a evaluar la rentabilidad de estas inversiones, asegurando que el capital se asigne a proyectos que maximicen el valor para los accionistas.
  • Impacto del apalancamiento: El apalancamiento financiero es común en el sector inmobiliario, donde las deudas a menudo financian una parte sustancial de las inversiones. El ROIC, al considerar tanto el capital propio como la deuda en el cálculo del capital invertido, proporciona una medida de rentabilidad que tiene en cuenta el costo del apalancamiento, permitiendo a los inversores y administradores evaluar si la deuda está siendo utilizada de manera efectiva para generar retornos adicionales.
  • Benchmarking y comparaciones sectoriales: Dado que el ROIC mide la rentabilidad generada sobre el capital invertido independientemente del tamaño de la empresa, facilita comparaciones significativas entre diferentes empresas inmobiliarias. Esto es particularmente útil en un sector tan diverso, donde las empresas pueden especializarse en diferentes tipos de propiedades (como residenciales, comerciales o industriales) o operar en distintas geografías.
  • Gestión del ciclo inmobiliario: El sector inmobiliario es conocido por su ciclicidad, con períodos de expansión seguidos de contracción. Un ROIC sólido indica que una empresa no solo es capaz de generar buenos retornos en condiciones de mercado favorables sino que también gestiona eficazmente su capital durante las fases de desaceleración, posicionándose bien para el crecimiento futuro.
  • Sostenibilidad a largo plazo: Finalmente, un ROIC elevado y sostenido sugiere que una empresa inmobiliaria posee una ventaja competitiva duradera, como una excelente gestión de propiedades, una estrategia de adquisición eficaz o una sólida cartera de activos. Esto es indicativo de una gestión superior y de la capacidad de la empresa para crear valor para los accionistas a largo plazo.

Fórmula para calcular el ROIC

Para hablar de las rentabilidades dentro del sector inmobiliario es conveniente conocer la fórmula del ROCE (Return on Capital Employed). Las diferencias entre ROCE y el ROIC radican en que el primero calcula la rentabilidad operativa del negocio mientras que el segundo nos da una idea del rendimiento del capital empleado. 

Como hemos dicho, nosotros vamos a centrarnos en el ROCE. Se trata de una métrica financiera que nos ayuda a evaluar la rentabilidad de una inversión en relación con el capital propio aportado. La fórmula sería la siguiente: 

ROCE = (Ingresos Netos Anuales / Capital Empleado) x 100

Para verlo de forma visual

Nos ponemos en el supuesto de que decidimos comprar una propiedad inmobiliaria con un coste de 230.000€. En lugar de pagar el precio total con nuestro propio capital, financiamos una parte a través de una hipoteca. Solicitamos una hipoteca de 180.000€ y aportamos 70.000€ de nuestro propio dinero. Los gastos de compraventa y otros costes ascienden a 25.000€, lo que suma un capital empleado total de 95.000€ (70.000€ + 25.000€). 

Después, alquilamos la propiedad por 1.200€ al mes, generando ingresos brutos anuales de 14.400€ (es decir, 1.200€ x 12 meses). 

Los gastos anuales, incluyendo la hipoteca, impuestos a la propiedad, seguros, mantenimiento y otros gastos, ascienden a 9.000€ al año.

Para calcular el ROCE con apalancamiento, puedes usar la siguiente fórmula:

ROCE = (Ingresos Netos Anuales / Capital Empleado) x 100

ROCE = (14.400€ – 9.000€) / 95.000€ x 100

ROCE = (5.400€ / 95.000€) x 100 ROCE = 5,68%

El ROIC es una herramienta poderosa tanto para inversores como para administradores, proporcionando una medida clara de cuán bien una empresa está utilizando su capital para generar ganancias. 

Su importancia radica en la capacidad de ofrecer una comparación equitativa entre empresas, guiar las decisiones de inversión y estrategia empresarial, y determinar la creación de valor para los accionistas. Sin embargo, es crucial considerar el ROIC en conjunto con otras métricas financieras y operativas para obtener una visión completa del rendimiento y las perspectivas de una empresa.

El ROIC ofrece una evaluación integral y comparativa de la eficiencia y la rentabilidad en el sector inmobiliario, enfatizando la importancia de gestionar el capital de manera efectiva para maximizar los retornos. Esta métrica es indispensable para inversores, administradores y otros stakeholders al evaluar el desempeño y las perspectivas de las empresas dentro de este sector.

Ahora que ya conocemos mejor qué es el ROIC y su importancia dentro del sector inmobiliario, nuestro software de gestión de alquiler te ayuda a que todo sea más sencillo, controlando la rentabilidad de tus inmuebles en todo momento, automatizando las tareas y controlando la comunicación con tus inquilinos desde la herramienta, los cuales acceden a ella, facilitando así el intercambio de información y documentos. Si quieres probarla y conocer cómo funciona homming, ponte en contacto con nosotros para probarlo de forma gratuita.

Artículos relacionados

¡No te pierdas ninguna de nuestras publicaciones!

Suscríbete a nuestra Newsletter.