Blog
imagen-principal

Cómo el IPC puede aumentar el precio del alquiler y cuándo avisar al inquilino

Uno de los indicadores que ayuda a regular las rentas de los alquileres es el Índice de Precios al Consumo, más conocido como IPC, y es importante que los precios del alquiler sean justos tanto para el arrendatario como para el arrendador. En este artículo queremos explicarte cómo funciona el IPC, dónde puedes ver el dato y cómo actualizar la renta respecto al índice.

El encargado de calcular el IPC es el Instituto Nacional de Estadística (INE), lo hace de forma mensual y su objetivo es poder medir la evolución de los precios de bienes y servicios de consumo que se adquieren en los hogares españoles. Para entenderlo mejor, el IPC se encarga de medir los precios de productos de consumo como los comestibles, la gasolina o la vivienda dentro de la economía de las familias. 

Una vez realizan el cálculo se dice que el IPC es negativo si los precios han bajado y que es positivo si los precios han subido. No hay que confundir este dato con la inflación, que también habla de la subida de los precios, pero que está definida como la variación en porcentaje del IPC entre dos periodos concretos. 

Cuándo y cómo se actualiza la renta de un contrato de alquiler con respecto al IPC

Según establece la Ley de Arrendamientos Urbanos, durante la duración del contrato sólo se puede actualizar la renta anualmente y tomando como referencia la variación del IPC. Es importante saber que esta actualización no se hace de enero a enero, sino que se hace desde el primer mes en el que se firmó el contrato. Es decir, que si un contrato se firmó en el mes de julio no podrán actualizarse las rentas al IPC hasta el año siguiente. 

Cuando llega el momento de llevar a cabo esa actualización del IPC en las rentas del alquiler, este se aplica con el valor que tenía el mes anterior al cumplimiento de la anualidad del contrato. Si ese mes el valor del IPC es positivo, el precio del alquiler sube, si es negativo, la renta baja. 

¿De dónde se puede sacar ese dato? Al ser el INE la institución que se encarga de calcular el IPC, es en su página web donde puede verse. Además, el INE da diferentes formas de aplicar el IPC a las rentas de alquiler: 

  • - Cuenta con un sencillo programa de cálculo en esta página donde únicamente hay que incluir los datos que se piden y automáticamente da como resultado el incremento en la renta.  

  • - También se puede hacer calculando la actualización a partir de las tasas de variación. Aquí puede hacerse. 

  • - Otra opción es calcularlo directamente usando los índices que el INE aporta, para ello hay que seguir las indicaciones que el propio INE va dando. 

Principales aspectos a tener en cuenta a la hora de aplicar el IPC a la renta de alquiler

Sabemos que todo lo que hemos contado puede resultar algo complicado y que es mucha información, por eso vamos a recopilar los principales aspectos que, como propietario, debes tener en cuenta para aplicar el IPC a la renta del alquiler. 

  • - La actualización debe realizarse el mes anterior a que se cumpla el año del contrato y se debe utilizar el IPC del mes anterior. Por ejemplo, si el contrato cumple el año en mayo, en abril hay que actualizar la renta usando el IPC de ese mes. 

  • - El propietario tiene que avisar a su inquilino de esa actualización la segunda quincena del mes anterior a cumplir el año, ya que el dato del IPC se publica normalmente el día 15 de cada mes. Tomando el ejemplo anterior, el propietario debe comunicar el cambio el 15 de abril. 

  • - Aunque puedes acudir a la página web del INE para hacer el cálculo, nosotros te facilitamos la fórmula para que lo entiendas mejor: 

(Renta del alquiler x (100 + %IPC)) / 100

Para que puedas verlo con un ejemplo, si la variación anual es del 1,2% y la renta del piso de alquiler fuera de 900€, habría que aumentar el alquiler en 10,80€: 

900 x (100+1,2) / 100 = 910,80€ 

¿Es obligatorio aplicar el IPC e indicarlo en el contrato?

Aunque la gran mayoría de los contratos de alquiler incluyen una cláusula en la que indica la aplicación del IPC para revisar la renta, no es obligatorio hacerlo. Aun así, es la forma más sencilla de que haya un equilibrio en los precios del alquiler.  

Si se da el caso en el que esa cláusula no está incluida en el contrato, no se podrá utilizar el IPC para actualizar la renta del alquiler. Es muy extraño que no aparezca, por eso siempre es importante repasar muy bien todos los puntos del contrato, tanto como propietario como inquilino. Si no se incluye la aplicación del IPC para actualizar el precio del alquiler, el dueño no podrá aumentar la renta si el dato es positivo ni bajarlo si la referencia es negativa. 

En homming queremos que estés siempre al día e informado de todo lo relacionado con la gestión de tu alquiler, pero también ponemos a tu disposición nuestro software de gestión de alquileres. 

Una manera sencilla de tener controlados tus alquileres en un solo lugar con las herramientas necesarias para llevar una buena gestión. Incluso para avisarte de cuándo tienes que actualizar las rentas con el IPC para aplicarlo en los contratos que lo tengan incluido

Al trabajar con homming, tanto los propietarios, como los gestores y los inquilinos tienen la tranquilidad de que todo está controlado. Ponte en contacto con nosotros y empieza a probarlo de forma gratuita