imagen-principal
Julio 2020

Gestión Integral del Alquiler - La solución que buscabas

¿Quieres cobrar todos los meses la renta de tu inmueble en alquiler y despreocuparte de toda la gestión que conlleva? Si es así, el servicio de gestión integral del alquiler es tu solución y hoy te vamos a explicar en qué consiste.

La gestión integral del alquiler está directamente relacionado con lo tradicionalmente conocido como gestión patrimonial. Ésta nació como un servicio exclusivo, ya que se solía ofrecer únicamente a grandes patrimonios. Sin embargo, este servicio ha evolucionado a lo que hoy en día se conoce como gestión integral del alquiler y está teniendo un gran éxito. Este servicio se ofrece a cualquier particular o empresa con patrimonio en alquiler que quiera despreocuparse de la gestión que conlleva todo este proceso, independientemente del número de inmuebles que tenga. Además, la gran ventaja que ofrece la gestión integral del alquiler es la garantía del pago que veremos en detalle en qué consiste.  

¿Cómo funciona el servicio de gestión integral del alquiler?

El proceso es muy sencillo, contratando la gestión integral del alquiler te garantizas que el mismo día de cada mes (suelen ser los días 5) recibirás en tu cuenta el importe de la renta del alquiler del inmueble previamente pactado, eliminando todas las preocupaciones y gestiones durante el servicio. 

¿Cuál es el coste del servicio de gestión integral del alquiler?

El coste del servicio varía en función de la localización y la empresa en la que lo contrates. Suele consistir en una mensualidad, la cobrada por la búsqueda y gestión contractual con los inquilinos, y un porcentaje mensual de la renta del inmueble, que oscila entre un 5% y un 10% aproximadamente. 

¿Qué servicios suele incluir la gestión integral del alquiler? 

Los gestores inmobiliarios suelen incluir los siguientes servicios: 

1. Comercialización del inmueble

Preparar y acondicionar el inmueble para la realización de fotografías o vídeos a publicar en los portales inmobiliarios. El servicio incluye tanto la publicación del inmueble como la atención de las llamadas de los potenciales inquilinos del inmueble. 

2. Evaluación y selección de los inquilinos o arrendatarios

Una vez disponemos de la lista de los potenciales inquilinos del inmueble en alquiler, es muy importante realizar una evaluación financiera de los mismos para conocer su solvencia económica y garantía de pagos. Lo normal en esta fase es solicitar a los inquilinos las dos últimas nóminas de su contrato laboral y consultar si los inquilinos se encuentran dentro del fichero de inquilinos morosos (FIM). 

3. Contrato de arrendamiento

Tras seleccionar a los inquilinos ideales, el proveedor del servicio de gestión integral del alquiler se encargará también de preparar toda la documentación para elaborar el contrato de alquiler. Además, en este proceso se suele ofrecer también el servicio de gestión de la fianza y su depósito en la administración pública competente. Solo deberás firmar el contrato cuando esté todo listo.

4. Entrada de los inquilinos al inmueble

Algunos de los servicios incluidos son la limpieza, la elaboración del inventario del estado inicial en el que se entrega el inmueble para evitar conflictos con la fianza a la finalización del contrato, la entrega de llaves y la gestión del cambio de titularidad de los contratos de suministros.

5. Gestión de cobros a inquilinos

Todos los meses los inquilinos deben realizar el pago de las rentas y suministros, si procede. El gestor será el encargado de gestionar los cobros a los inquilinos, revisando y garantizando que no haya impagos. Normalmente, el  servicio de gestión integral del alquiler incluye un seguro de protección del alquiler que protege al propietario del inmueble ante cualquier impago que se produzca en el mismo, garantizando así el cobro todos los meses. Si se produjera un impago, será el proveedor del servicio el encargado de gestionarlo y solucionarlo primero por la vía amistosa con el inquilino y, en el peor de los casos, comenzando a gestionar las medidas legales pertinentes.  

6. Gestión y solución de incidencias

Cualquier incidencia que ocurra en el inmueble será gestionada y solventada por el gestor del inmueble. Se encargará de recibir las solicitudes de incidencias de los inquilinos, evaluarlas y solucionarlas. Además, gestionará la búsqueda de los profesionales y los presupuestos para conseguir la mejor oferta para el propietario. 

7. Comunicación con inquilinos

La gestión integral del alquiler logra que te despreocupes por completo de la relación con los inquilinos, ya que será el gestor el que centralice la comunicación y la única persona con la que tendrás que contactar.

8. Informe de ingresos y gastos para la declaración de la renta

Todos los años llega el momento de declarar a Hacienda todos los ingresos y gastos que ha tenido el inmueble en alquiler. Se trata de una tarea laboriosa que consume mucho tiempo por tener que identificar en las cuentas bancarias todos estos movimientos. Muchos gestores inmobiliarios incluyen también este servicio en la gestión integral del alquiler para tan solo tener que revisar y reportar el documento proporcionado.  

9. Rentabilidad del inmueble

El alquiler no deja de ser un medio de inversión y, por tanto, es muy relevante conocer la rentabilidad real que se está obteniendo en el inmueble. Este control financiero puede ser ofrecido también en el servicio de gestión integral del alquiler, conociendo así la rentabilidad tanto de cada inmueble como de todo el patrimonio en alquiler.   

10. Salida de inquilinos

Cuando los inquilinos finalizan el contrato de alquiler, se tendrá que realizar la revisión final del estado del inmueble y compararlo con el inventario inicial del mismo, la devolución de la fianza y la retirada de la entidad pública donde estuviese depositada, el cambio de titularidad de suministros y la limpieza y preparación del inmueble para la entrada de los próximos arrendatarios. 

¿Cómo puedo realizar la gestión integral del alquiler?

En homming hemos creado un software de gestión del alquiler que digitaliza, centraliza y automatiza todo el proceso de gestión integral del alquiler. Una vez que el inmueble está alquilado, se podrán automatizar muchas de las tareas derivadas de la gestión del alquiler como son la gestión de cobros a inquilinos, la gestión y solución de incidencias, la gestión documental, la comunicación con inquilinos y la obtención de informes de rentabilidad a través de los ingresos y gastos de los inmuebles. 

 

Como veis, son muchos los servicios que se ofrecen en la gestión integral del alquiler y todos tienen el mismo mismo objetivo, proporcionar tranquilidad, transparencia y seguridad al propietario de los inmuebles en alquiler.  

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar tus hábitos de navegación, obtener información estadística e interactuar en redes sociales. Al usar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información en política de cookies.

ACEPTAR