Qué tener en cuenta a la hora de cancelar el contrato de alquiler

Cancelar contrato de alquiler

Como inquilino, puede que hayas encontrado otra vivienda que se ajuste más a tus necesidades personales y profesionales, pero para ello debes cancelar el contrato de alquiler que tienes vigente en ese momento. Para que puedas llevar a cabo todos los trámites de una forma correcta y finalizar el contrato de arrendamiento no sea un problema, en este artículo te contamos todo lo que debes tener en cuenta. 

Como hemos dicho, hay muchas situaciones que pueden llevarnos a cambiar de vivienda y a tener que terminar el contrato de alquiler que tengamos en vigor. Es importante saber que para cancelar el contrato deben de haber pasado 6 meses desde la firma del mismo y hay que avisar al propietario con un mes de antelación.

Trámites para cancelar el un contrato de alquiler

Conocer bien los trámites que hay que llevar a cabo para cancelar el contrato de alquiler te evitará problemas y situaciones desagradables. Toma nota de lo que te contemos para mantenerte bien informado de cómo debes llevar a cabo todo el proceso. 

Notificarlo por escrito al casero

El artículo 11 de la Ley de Arrendamientos Urbanos nos dice lo siguiente: “El arrendatario (inquilino) podrá desistir del contrato de arrendamiento, una vez que hayan transcurrido al menos seis meses, siempre que se lo comunique al arrendador (propietario) con una antelación mínima de treinta días”.

Teniendo esto en cuenta, ya sabemos que para evitar la penalización por terminar el contrato de alquiler de forma anticipada, hay que dar un preaviso al propietario con al menos 30 días para informarle de tu intención de que vas a abandonar la vivienda. Lo mejor es hacerlo por escrito para que aparezca la fecha concreta en la que tienes pensado dejarla, 

Si la necesidad de dejar el piso alquilado se da cuando no han pasado 6 meses de la firma del contrato, el inquilino tendrá que asumir una indemnización cuyo importe corresponde a un mes de renta por cada año del contrato que falte por cumplir.    

Sacar fotos del estado de la vivienda y documentar todo

Una vez se notifica al arrendador la intención de terminar el contrato, es el momento de documentar el estado en el que se encuentra la vivienda, de esta manera el inquilino se ahorrará problemas. Sacar fotos y videos de las estancias así como del estado de los muebles y los electrodomésticos, son pruebas suficientes para demostrar que el inmueble se entrega en perfectas condiciones. Así se podrá recuperar la fianza sin problemas.  

Decidir por escrito la fecha de entrega de las llaves

Cuando se queda con el propietario para hacer la entrega de llaves, lo recomendable es que ambas partes firmen el documento de entrega de llaves donde aparece que ya se ha realizado la entrega en la fecha acordada, para que no haya problemas más adelante. Para llevar a cabo este trámite es mejor que el inquilino esté él mismo en el lugar para garantizar que las dos partes están presentes en el momento en el que se va a inspeccionar la vivienda. 

Tramitar la gestión del cambio de titular de los suministros

Tal y como indica la LAU, lo adecuado es que el titular de los suministros de un piso de alquiler sea el inquilino. Cuando se cancela el contrato de alquiler, uno de los trámites que hay que llevar a cabo es gestionar el cambio de titularidad de los suministros. Para ello, hay varias opciones que se pueden llevar a cabo, las explicamos a continuación: 

  • Que el próximo inquilino sea el que ponga los suministros a su nombre. Cuando la vivienda se alquila a un nuevo inquilino, puede ser él mismo el que haga el cambio de titularidad de los suministros durante el primer mes de arrendamiento. Ambas partes tienen que acordar el traslado del pago de lo correspondiente por cada recibo.
  • Otra opción es que el casero ponga los suministros a su nombre. Hay ocasiones en las que hasta que se encuentra un nuevo inquilino puede pasar bastante tiempo, por eso suele ser conveniente que el propietario lleve a cabo el trámite de cambio de titularidad a su nombre.
  • Por último, se pueden dar de baja los suministros, pero no es lo más aconsejable, ya que el nuevo inquilino tendrá que volver a pagar para solicitar el alta.

Te puede interesar: ¿Quién debe pagar los suministros en un contrato de alquiler?

Notificar que se ha recibido la fianza correctamente

El último trámite que hay que conocer cuando se cancela un contrato de alquiler es el de la fianza. Según la LAU, el inquilino tiene derecho a recibir la fianza en un plazo de 30 días naturales desde que se realiza la entrega de llaves, siempre y cuando le corresponda recibirla. No tener deudas de meses sin pagar y haber dejado la casa sin desperfectos, le da derecho al inquilino a recibir la fianza sin problema. Una vez la tenga, es recomendable avisar al propietario de que está todo correcto. 

Te puede interesar: Devolución fianza del alquiler, todo lo que debes saber

Ahora ya conocemos los trámites que hay que llevar a cabo a la hora de cancelar un contrato de alquiler. Es importante que ambas partes conozcan toda esta información para llevar a cabo el proceso de forma acertada. 

Para llevar una buena gestión del alquiler, un software de gestión de alquiler puede ayudarte. Homming te permite generar contratos con plantillas, envía avisos de los vencimientos de tus contratos y te ayuda a llevar la gestión del alquiler de una forma muy sencilla. Tanto si tienes una o varias viviendas alquiladas, con Homming tendrás todo controlado. Prueba nuestro software de gestión de alquileres de forma gratuita.

Artículos relacionados

¡No te pierdas ninguna de nuestras publicaciones!

Suscríbete a nuestra Newsletter.

1
👋 ¿Cómo podemos ayudarte?
Bienvenido a homming 👋
Si gestionas alquileres, eres propietario o quieres empezar a digitalizar la gestión de tus alquileres.
¡Queremos ayudarte!