Flex Living, ¿qué es y cómo funciona?

Flex Living

En un sector tan dinámico y cambiante como el inmobiliario, hay una tendencia que ha ido ganando relevancia en los últimos tiempos y esa es el Flex Living. Este término se refiere a un enfoque de estilo de vida que incorpora flexibilidad en diversos aspectos, como la ubicación, la duración del alquiler, el diseño del espacio habitable, entre otros. Esto podría estar relacionado con la creciente tendencia hacia modelos de vivienda más adaptables y personalizables.

El Flex Living ha captado la atención tanto de inquilinos como de propietarios ya que se trata de una nueva forma de entender y experimentar una vivienda. Todo ello ha ido añadiendo conceptos que se ajustan a un estilo de vida mucho más versátil.  

En este post hablaremos sobre el Flex Living, qué es, cómo funciona y cuáles son las ventajas que tiene para los que buscan una vivienda de alquiler y también para aquellos propietarios que quieren invertir en el mercado inmobiliario. 

¿Qué entendemos por Flex Living y cómo funciona?

Este término se refiere a crear espacios habitables que se adapten a las necesidades y preferencias de los inquilinos. Lo que implica es configurar viviendas que cuenten con áreas multifuncionales y diseños flexibles que permitan que sus ocupantes los ajusten dependiendo de lo que necesiten en cada momento. Ejemplos del Flex Living pueden ser apartamentos con paredes móviles o viviendas tipo loft que se puedan transformar en espacios de trabajo. 

Para que el Flex Living se pueda materializar debe hacerse a través de una optimización inteligente del espacio. Con la ayuda de arquitectos y diseñadores se pueden crear entornos que puedan transformarse y adaptarse a las necesidades de las personas en diferentes momentos. 

Algunas de las características clave del Flex Living son los espacios diáfanos, los muebles multifuncionales y las soluciones de almacenamiento creativas y flexibles para que cualquier persona pueda utilizarlas teniendo en cuenta sus necesidades. 

Un ejemplo de ello podemos encontrarlo en una sala de estar que pueda transformarse en un dormitorio de invitados utilizando paneles deslizantes. O que una cocina se integre con el comedor para lograr un espacio más grande.  

¿Cuáles son los beneficios del Flex Living?

El Flex Living ofrece varias ventajas relevantes que viene bien conocer tanto si somos inquilinos como si somos propietarios. 

  • Adaptabilidad: Los espacios se acondicionan al día a día, con lo que permitimos que las áreas de trabajo, ocio y descanso lleven a cabo las transiciones que necesiten.
  • Eficiencia: La flexibilidad de estos diseños ayudan a maximizar el uso del espacio disponible, con lo que conseguimos viviendas más cómodas y funcionales.
  • Personalización: Los inquilinos tienen la oportunidad de personalizar su entorno según sus preferencias y lo que necesiten en cada momento.
  • Inversión inteligente: Se trata de una opción interesante para los inversores, ya que las propiedades con Flex Living pueden atraer a un público más amplio y generar un mayor retorno de inversión.

Tipos de propiedades Flex Living

Podemos encontrar diferentes tipologías de propiedades como los apartamentos amueblados, los espacios de coworking, con comunidades que unen áreas de trabajo compartido en el edificio, o viviendas compartidas, pensadas para la convivencia de múltiples residentes.

Para dar respuesta a las necesidades tan variables y deseos de los inquilinos de hoy en día, el mercado ‘living’ ha hecho que se creen nuevas soluciones habitacionales. A continuación, comentamos algunas de las más habituales. 

Coliving

En este tipo de propiedad los inquilinos comparten áreas comunes y espacios privados. Esta opción ha ido ganando mucho peso gracias al surgimiento de la figura de los emprendedores digitales. Se trata de trabajadores autónomos que únicamente necesitan un ordenador y conexión a Internet para desarrollar su trabajo. Gracias a los coliving pueden hacerlo en cualquier parte del mundo.

Cohousing

Se trata de un concepto de vivienda colaborativa que ha ido aumentado su popularidad en España y también en todo el mundo. Se trata de una forma de convivencia donde un grupo de personas decide vivir en una comunidad diseñada para fomentar la interacción, la colaboración y el sentido de comunidad.

Cada miembro cuenta con su vivienda privada, pero comparte espacios comunes con el resto, como la cocina, áreas de recreo y jardines, promoviendo de esta manera un estilo de vida más participativo. El cohousing es una alternativa enriquecedora al modelo de vivienda tradicional, donde la cooperación y la conexión entre vecinos son los pilares fundamentales.

Multiliving 

Esta opción tiene como objetivo combinar diferentes usos, por un lado como vivienda y  por otro un espacio de trabajo. Se crean entornos donde la convivencia y la comunidad son elementos clave.

Residencias de estudiantes

Aunque no lo parezca, las residencias de estudiantes han adoptado el enfoque del Flex Living para ofrecer entornos que se ajusten a las rutinas académicas y necesidades personales de los estudiantes. Habitaciones modulares, áreas de estudio compartidas y espacios de relajación adaptables son estancias que se alinean a la perfección con la naturaleza dinámica de la vida universitaria.

Senior Living 

El concepto del Flex Living ha encontrado un terreno fértil en el mercado del Senior Living. Y es que los adultos mayores valoran mucho la comodidad y la seguridad en sus hogares, por lo que el diseño adaptable y la personalización que aporta el Flex Living les ofrecen un espacio donde puedan envejecer con dignidad y flexibilidad. 

Desde la configuración de espacios accesibles hasta la integración de tecnología asistencial, el Senior Living basado en el Flex Living está redefiniendo la calidad de vida de la población senior.

¿Cuál es el futuro del Flex Living en España?

Dentro del sector inmobiliario, el Flex Living ha ido ganando cada vez más protagonismo. Cada vez son más las personas que buscan viviendas adaptables y versátiles, es por ello que continúa el aumento de soluciones habitacionales que se ajusten a los estilos de vida de las personas

En los últimos años, el Flex Living ha ido ganando mucha popularidad entre los millennials y la generación Z, sobre todo después de la pandemia. Y es que la disposición de este tipo de viviendas les ofrece un estilo de vida único y diferente que va más allá de lo que entendemos por espacios habitables. 

El Flex Living ha llegado para quedarse y para revolucionar la forma en la que entendemos nuestras viviendas. Características como eficiencia, adaptabilidad o personalización ha hecho que sea una opción muy atractiva tanto para inquilinos como para inversores. 

Como cualquier otra modalidad de pisos de alquiler, el Flex Living también requiere de una gestión. Por eso es importante utilizar un software como Homming, con el que tener todas las necesidades cubiertas.

Si ya un alquiler convencional puede ser complejo, el Flex Living puede llegar a serlo todavía más, ya que en vez de un inquilino se pasa a tener varios y es necesario llevar un control y hacer seguimiento. Todo ello, se vuelve más fácil con un software en el que poder ver claramente y en detalle todo lo que entra y lo que sale. Prueba nuestro software de forma gratuita.

Artículos relacionados

¡No te pierdas ninguna de nuestras publicaciones!

Suscríbete a nuestra Newsletter.

1
👋 ¿Cómo podemos ayudarte?
Bienvenido a homming 👋
Si gestionas alquileres, eres propietario o quieres empezar a digitalizar la gestión de tus alquileres.
¡Queremos ayudarte!