Contrato de alquiler por habitaciones, ¿qué tener en cuenta?

Contrato de alquiler por habitaciones

Una práctica que es cada vez más común es el alquiler por habitaciones y se da sobre todo en ciudades donde alquilar una vivienda completa resulta una inversión demasiado elevada. En nuestro blog ya hemos hablado de la gestión del alquiler por habitaciones, pero en este artículo nos vamos a centrar en hablar sobre el contrato de alquiler por habitaciones y qué debes saber sobre él.   

¿En qué consiste el alquiler por habitaciones?

Un inmueble puede tener diferentes tipos de alquileres en los que se llevan a cabo contratos de alquiler que cuentan con su propia regulación, por lo que se marcan una serie de obligaciones y derechos que los propietarios deben tener en cuenta.  

El alquiler por habitaciones se da de forma más habitual como un alquiler temporal de parte de la vivienda donde se tiene derecho al uso compartido de las zonas comunes como los baños, la cocina o el salón. 

Normalmente, el contrato de alquiler por habitaciones se hace por meses, trimestres o incluso por cursos académicos si se trata de estudiantes. Este tipo de alquileres no está sujeto a normas tan rígidas como el del alquiler de una vivienda completa, además de que el inquilino no tiene el derecho de seguir en la vivienda más allá de lo que se haya estipulado en el contrato, de esta manera el propietario tiene un mayor control sobre la disponibilidad de la vivienda. 

Al alquilar varias habitaciones, el propietario reduce el riesgo de que haya un impago y tiene la ventaja de sustituir rápidamente al inquilino que no pague. Aún así, el hecho de que haya una mayor rotación de inquilinos supone más trabajo para el propietario que, además, no cuenta con beneficios fiscales a la hora de tributar las rentas en el IRPF. 

Es fundamental que el contrato de alquiler por habitaciones incluya la finalidad del mismo, que es alquilar esa estancia y que la duración sea temporal. Tal y como ocurre en los alquileres temporales, la vivienda suele contar con los muebles básicos y el propietario se hace cargo del gasto de los suministros, aunque luego pueda incluirse en el importe de las mensualidades. 

Derechos y obligaciones en el alquiler de una habitación

Aunque no existe una regulación legal sobre el contrato de alquiler por habitaciones, los derechos y obligaciones del inquilino vendrán indicados en el propio contrato. Es obligatorio  por ambas partes llevar a cabo el contrato para que éste sea válido, y hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • Si se trata de una vivienda que alquilan varias personas, el contrato tendrá que ser firmado por todos los inquilinos a través de un único contrato de alquiler.
  • Si se alquila una habitación con derecho a usar las zonas comunes de la casa, habrá que realizar un contrato de alquiler independiente al del resto de inquilinos de la vivienda. En el documento tendrán que aparecer los derechos y obligaciones que este adquiera con el propietario

¿Cómo hacer un contrato de alquiler por habitaciones?

Cuando se realiza un contrato de alquiler por habitaciones no hay un contenido legal mínimo que se deba incluir e incluso no es obligatorio que quede por escrito, aunque sí que es recomendable que haya un documento para evitar problemas en el futuro entre el inquilino y el propietario.

Para redactarlo es importante que el documento incluya, como mínimo, los elementos que comentamos a continuación:

  • Indicar cuál es la habitación que ocupará el inquilino y referirse a la misma de manera exacta, para que no existan dudas al respecto.
  • Que aparezca la duración del contrato.
  • En el contrato debe aparecer el precio del alquiler, así como la forma de pago con la que el inquilino pagará las rentas el tiempo que dure el arrendamiento de la habitación.
  • Una recomendación es que aparezcan los servicios que están incluidos en el alquiler, como por ejemplo el derecho a hacer uso de la cocina o poder utilizar la conexión a internet del hogar, entre otros.
  • También es recomendable que en el contrato de alquiler de habitaciones se indique la manera en la que se van a repartir los gastos extra en caso de que sea necesario.
  • También debe aparecer si el inquilino cuenta con la posibilidad de subarrendar la habitación. Si en el contrato no se indica nada sobre ese tema, por lo que marca el Código Civil podría hacerlo.

¿Cómo declarar el alquiler de un piso por habitaciones?

Cuando se lleva a cabo un contrato de alquiler por habitaciones hay distintas implicaciones a nivel fiscal, tanto para el propietario como para el inquilino, que conviene conocer antes de proceder a la firma del documento. 

En el caso del propietario, tendrá que declarar a Hacienda el beneficio que ha conseguido por el alquiler de la habitación. Aún así, se podrá deducir entre el 50% y el 100% de la cantidad dependiendo la situación en la que se encuentre y que comentamos a continuación. 

  • En los casos en los que el inquilino tenga una edad comprendida entre los 18 y 30 años y unos ingresos netos superiores al IPREM, el propietario se podrá deducir el 100% de las rentas.
  • En el resto de casos se podrá deducir el 60% en la renta recibida en aquellos contratos celebrados a partir del 1 de enero de 2011 y el 50% en los contratos de alquiler que se hayan firmado con anterioridad a esa fecha.
  • Si el propietario utiliza la vivienda como residencia habitual y se desgrava la hipoteca, el alquiler de la habitación le permitirá rebajar parte de esta desgravación. Esta será proporcional al uso exclusivo del inmueble por parte del arrendatario.

Por su parte, el inquilino, debe ser conocedor de que el hecho de alquilar tan solo una habitación de la vivienda y no el inmueble en su totalidad, Hacienda no considera que sea un alquiler de vivienda habitual, y por ello no se puede desgravar por este concepto en la declaración de la renta.

Ahora que ya conocemos cómo preparar un contrato de alquiler por habitaciones, viene bien contar con una ayuda como homming. Nuestro software de gestión de alquileres es perfecto para tener todo organizado y bajo control. Conocerás exactamente los ingresos y los gastos, y podrás redactar cualquier tipo de contrato en caso de que lo necesites. Podrás acceder a ello a través del software. 

Tanto si eres un gestor de alquileres como si tienes una vivienda y quieres alquilarla, en homming vas a encontrar la ayuda perfecta para la gestión del alquiler por habitaciones. Prueba nuestro software de gestión de alquileres de forma gratuita.

Artículos relacionados

¡No te pierdas ninguna de nuestras publicaciones!

Suscríbete a nuestra Newsletter.

1
👋 ¿Cómo podemos ayudarte?
Bienvenido a homming 👋
Si gestionas alquileres, eres propietario o quieres empezar a digitalizar la gestión de tus alquileres.
¡Queremos ayudarte!