Blog
imagen-principal

Consejos para una gestión integral del alquiler más eficiente

Cada vez son más las personas que optan por tener una vivienda y sacarle la máxima rentabilidad posible y para conseguirlo el alquiler es una buena opción. Es entonces cuando se convierten en arrendadores y adquieren una serie de obligaciones y gestiones que tienen que llevar a cabo mientras dura el contrato de alquiler. Por eso, contar con un software de gestión de alquileres es la mejor elección que pueden hacer.

Y es que todos aquellos que no son propietarios de una vivienda no saben lo delicado que es el proceso de alquilarla. Puede parecer que es un proceso sencillo en el que lo único que hay que hacer es esperar a cobrar el alquiler a final de mes. Pero hasta llegar a eso hay mucho trabajo que hacer, incidencias que solucionar e incluso encargarse de los posibles impagos. 

¿En qué consiste la gestión integral del alquiler?

En homming ya hemos hablado de la gestión integral del alquiler y de qué es lo que conlleva. Está gestión está pensada para todo tipo de propietarios y gestores de inmuebles que quieran poner un piso en alquiler y quieran ayudarse de una herramienta que les ayude a gestionarlo de una forma rápida y sencilla. 

Alquilar un inmueble es un proceso en el que entran varias etapas en juego y en cada una de ellas hay varios trámites y tareas que llevar a cabo. Por ejemplo, antes de alquilarlo hay que preparar la vivienda, pudiendo utilizar un servicio de home staging, comenzar con la búsqueda de los inquilinos para lo que hay que publicar anuncios y gestionar las visitas al piso. 

Un buen anuncio hará que el proceso de búsqueda de inquilinos se reduzca y por ello recomendamos que cuente con una buena descripción tanto de la vivienda como de la zona en la que se encuentra, indicando los servicios y comunicaciones con los que cuenta. 

Las imágenes son fundamentales, por eso hay que incluir fotografías de calidad de todas las estancias junto con un plano de la vivienda y tours virtuales si es posible. Además, el texto debe ser atractivo para que las personas se interesen en realizar una visita. 

Una vez se consigue alquilar la vivienda tras la firma del contrato, hay que gestionar los cobros de los inquilinos, llevar un control de los gastos de los suministros, solucionar los posibles problemas que pueda haber con los inquilinos, las dudas que tengan, las reparaciones que se puedan dar o los posibles impagos que se puedan dar. Cuando ya se termina el período de alquiler hay que revisar que el piso esté en buen estado, devolver la fianza liquidando al inquilino y buscar al próximo inquilino si se quiere seguir alquilando el inmueble. 

Así que no todo es poner un anuncio y esperar a cobrar el alquiler a fin de mes, llevar una correcta gestión del mismo es algo que puede suponer unos cuantos quebraderos de cabeza. Es aquí cuando entra en juego contar con una herramienta que te ayude a llevar a cabo una gestión integral del alquiler como homming

¿Cómo elegir el mejor software de gestión integral del alquiler?

Como hemos comentado, un buen programa de gestión integral del alquiler es fundamental para tener controlado todo el ciclo del alquiler, desde la comercialización hasta la gestión de cobros y que los propietarios y gestores de inmuebles no se pierdan nada. Pero elegir el software adecuado también es un aspecto importante para el que hay que tener en cuenta una serie de cuestiones. A continuación contamos cuáles son los aspectos importantes a los que prestar atención si estás buscando un software de gestión integral del alquiler. 

Lo primero, conocer tus necesidades

Hay que pararse a pensar cuáles son las necesidades de cada persona y las particularidades de los alquileres que tenga, ya que no a todo el mundo le funcionan las mismas cosas. Saber muy bien qué es lo que necesitas es fundamental para realizar la elección correcta

¿Qué tipo de alquiler vas a llevar a cabo?

No es solo encontrar un programa que te ayude sin más, se trata de dar con la herramienta perfecta, más completa e intuitiva. El hecho de pensar y analizar bien qué es lo que necesitas supondrá un importante ahorro de tiempo que hará que seas más productivo en la gestión. 

Para identificar esas necesidades debes plantearte varias cuestiones, como por ejemplo, el tipo de alquiler que se va a realizar, cuántos inmuebles tienes que gestionar, qué tipos de contratos de alquiler vas a hacer, si quieres que todo se haga de forma online o también presencial y si quieres tener el control financiero de los alquileres. 

Invertir lo necesario

Una de las mejores maneras de que todo vaya bien y seguir creciendo y manteniendo los alquileres de una manera eficiente es no escatimar en la inversión a realizar. Por eso, contar con buenos recursos que ayuden a llevar una correcta gestión se convierte en un requisito indispensable y para ello la inversión es fundamental. 

Todos estos recursos tienen como objetivo la automatización de tareas, lo que da un ahorro de tiempo y también de dinero. Y es que la inversión no hay que verlo como un gasto, sino como un ahorro. Gracias a ello, la eficiencia será la clave de tu gestión sacando la máxima rentabilidad a tus alquileres. 

Elegir una herramienta que se adapte al cambio

El sector inmobiliario, y más el del alquiler, evoluciona y cambia constantemente, por eso es importante tenerlo todo bien controlado y que las herramientas que se utilicen sean capaces de adaptarse y ser escalables para poder ajustarse a lo que los propietarios o gestores de inmuebles necesiten en cada momento. Por eso, contar con un programa flexible y especializado donde estén abiertos a sugerencias es fundamental para ayudarte tanto en el presente como en el futuro. 

Poder probarlo antes y conocer opiniones

Tener la oportunidad de ver una demo antes y probar todas las funcionalidades del software es un punto clave a la hora de tomar la decisión. De esta manera podrás conocer todo lo que el programa puede ofrecerte comentando tus necesidades con un profesional dispuesto a ayudarte. Y, por supuesto, los testimonios y opiniones de personas que ya lo han usado ayudan mucho a elegir un programa u otro. 

Un programa intuitivo y fácil de utilizar 

Contar con una herramienta sencilla de utilizar es fundamental para que llevar a cabo la gestión del alquiler no se convierta en una tarea complicada. El objetivo principal es ahorrar tiempo y ser más productivo, por eso la usabilidad juega un papel muy importante. El software debe ser intuitivo y fácil de usar para que, en un primer vistazo, se pueda observar el estado de cada alquiler y encontrar la información que necesites.

Ahora que ya sabes cómo puede ayudarte un software de gestión integral de alquileres y qué debes tener en cuenta para elegir el mejor, en homming contamos con una herramienta completa que hará que la gestión del alquiler sea eficiente. Ponte en contacto con nosotros y empieza a probarlo de forma gratuita