Logo homming
Logo homming

¿Se puede convertir un local en vivienda?

convertir local en vivienda

Convertir un local comercial en una vivienda es una tendencia que ha ganado popularidad en los últimos años. Esta práctica no solo responde a la necesidad de adaptar los espacios urbanos a las nuevas demandas habitacionales, sino que también ofrece una solución viable a la escasez de viviendas en áreas urbanas. 

Sin embargo, la transformación de un local en vivienda implica cumplir con una serie de normativas y procedimientos legales específicos. En este artículo, abordaremos todos los aspectos necesarios para entender si es posible llevar a cabo esta transformación en España.

¿Es posible convertir un local en vivienda?

Sí, convertir un local en vivienda es posible, pero no siempre es un proceso sencillo. Requiere cumplir con una serie de normativas y regulaciones tanto a nivel estatal como local. Además, se deben considerar los aspectos técnicos y arquitectónicos del inmueble para garantizar que la nueva vivienda cumpla con todos los requisitos de habitabilidad.

¿Qué dice la Ley en España sobre convertir un local en vivienda? ¿Es legal?

En España, la conversión de un local en vivienda está regulada por una combinación de normativas estatales, autonómicas y municipales. La ley no prohíbe explícitamente esta práctica, pero establece una serie de requisitos que deben cumplirse para que la conversión sea legal.

Código Técnico de la Edificación (CTE)

El Código Técnico de la Edificación (CTE) establece los requisitos básicos que deben cumplir todos los edificios y construcciones para garantizar la seguridad y habitabilidad. Para convertir un local en vivienda, se deben cumplir los mismos requisitos que se exigen para la construcción de una vivienda nueva, incluyendo aspectos como la ventilación, iluminación, accesibilidad, seguridad estructural y protección contra incendios.

Normativas urbanísticas

Además del CTE, es fundamental consultar las normativas urbanísticas locales, que varían de un municipio a otro. Los Planes Generales de Ordenación Urbana (PGOU) de cada ciudad establecen las zonas y los usos permitidos del suelo. Para convertir un local en vivienda, es necesario que la normativa urbanística de la zona permita el uso residencial en el local específico.

Licencias y permisos

La conversión de un local en vivienda requiere la obtención de una licencia de cambio de uso. Este permiso se solicita en el ayuntamiento correspondiente y debe ir acompañado de un proyecto técnico redactado por un arquitecto. El proyecto debe demostrar que el local cumple con todos los requisitos técnicos y normativos para ser habitable.

Requisitos que debe tener un local para convertirlo en vivienda

Antes de comenzar, es esencial distinguir entre locales comerciales ubicados en pisos y aquellos situados a pie de calle, siendo estos últimos los que requieren mayor esfuerzo e inversión. Sin embargo, en ambos casos se necesita presentar un proyecto elaborado por un arquitecto que cumpla con los siguientes requisitos:

  • Obtener la aprobación del proyecto técnico por parte del Ayuntamiento.
  • Abonar las tasas e impuestos municipales correspondientes a la solicitud de una licencia de obras.
  • Realizar la declaración de alteración catastral para registrar el cambio de local a vivienda.
  • Solicitar la cédula de habitabilidad y el certificado de eficiencia energética.
  • Al finalizar las obras, es necesario obtener la licencia de primera ocupación, presentando en el Ayuntamiento el certificado de final de obra y la declaración de alteración catastral.

Los requisitos comunes que hay en todo el territorio nacional son los siguientes:

  • La vivienda debe tener una superficie útil mínima de 40 m² conforme a la normativa de habitabilidad.
  • La altura del suelo al techo debe ser de al menos 2,5 metros.
  • Es obligatorio que la cocina y los baños cuenten con instalación para la salida de humos.
  • El local debe estar a nivel del suelo y no en un sótano.
  • La fachada exterior debe tener una anchura mínima que permita la instalación de ventanas.

¿Qué dice la Ley de Propiedad Horizontal sobre este tema?

La Ley de Propiedad Horizontal (LPH) regula las relaciones entre los propietarios de los distintos pisos y locales de un edificio. Según esta ley, cualquier cambio en el uso de una propiedad debe ser comunicado a la comunidad de propietarios. Sin embargo, la LPH no prohíbe expresamente la conversión de un local en vivienda, siempre y cuando se cumplan con las normativas urbanísticas y se obtengan las licencias correspondientes.

¿Puede una comunidad de vecinos oponerse a convertir un local en vivienda?

La comunidad de vecinos tiene un papel importante en la conversión de un local en vivienda. Si bien la LPH no prohíbe el cambio de uso, establece que cualquier modificación que afecte a los elementos comunes del edificio, como la estructura, las fachadas o las instalaciones generales, requiere la aprobación de la comunidad.

Votación en junta de propietarios

La transformación de un local en vivienda debe ser sometida a votación en la junta de propietarios. Generalmente, se requiere una mayoría cualificada (tres quintos de los propietarios) para aprobar cambios que afecten a los elementos comunes. Si la conversión no afecta a los elementos comunes, puede ser suficiente con una mayoría simple o incluso no requerir votación, dependiendo del reglamento interno de la comunidad.

Impugnación de la decisión

Si un propietario obtiene el permiso municipal para convertir su local en vivienda pero la comunidad de vecinos se opone, puede impugnar la decisión de la comunidad ante los tribunales. Los jueces evaluarán si la negativa de la comunidad está justificada y si la conversión cumple con todas las normativas legales.

Pasos a seguir para convertir un local en vivienda

Convertir un local en vivienda implica una serie de pasos que deben ser seguidos cuidadosamente para asegurar que el proceso sea legal y exitoso.

  1. Consultar las normativas urbanísticas: El primer paso es consultar las normativas urbanísticas del municipio para verificar si el local puede ser destinado a uso residencial.
  2. Contratar a un arquitecto: Es necesario contratar a un arquitecto que elabore un proyecto técnico detallado, asegurando que el local cumple con todos los requisitos de habitabilidad establecidos por el CTE.
  3. Solicitar licencia de cambio de uso: Con el proyecto técnico en mano, se debe solicitar la licencia de cambio de uso en el ayuntamiento correspondiente. Esta solicitud debe incluir el proyecto y cualquier otra documentación requerida.
  4. Informar a la comunidad de propietarios: Es fundamental informar a la comunidad de propietarios sobre la intención de convertir el local en vivienda. Si la conversión afecta a elementos comunes, será necesario obtener la aprobación de la junta de propietarios.
  5. Realizar las obras necesarias: Una vez obtenida la licencia y la aprobación de la comunidad (si es necesaria), se pueden iniciar las obras de adaptación del local para cumplir con los requisitos de habitabilidad.
  6. Inscribir el cambio en el Registro de la Propiedad: Finalmente, una vez completadas las obras, se debe inscribir el cambio de uso en el Registro de la Propiedad para actualizar la situación jurídica del inmueble.

¿Se puede alquilar un local convertido en vivienda?

Sí, una vez que un local ha sido legalmente convertido en vivienda y cumple con todos los requisitos legales y técnicos, puede ser alquilado como cualquier otra vivienda. Es importante asegurarse de que el cambio de uso haya sido registrado oficialmente y que la vivienda cumpla con todas las normativas de habitabilidad. 

Al alquilar la vivienda, se deben seguir las mismas normativas que para el alquiler de cualquier otro inmueble residencial, incluyendo la formalización de un contrato de arrendamiento y el cumplimiento de las obligaciones fiscales correspondientes.

Convertir un local en vivienda es un proceso viable y legal en España, siempre que se cumplan con todas las normativas y se obtengan los permisos necesarios. Es crucial consultar las normativas urbanísticas locales, contratar a profesionales cualificados y obtener la aprobación de la comunidad de propietarios cuando sea necesario. 

Siguiendo estos pasos, es posible transformar un local comercial en una vivienda habitable y rentable, contribuyendo así a una mejor utilización del espacio urbano y a la satisfacción de las demandas habitacionales.

Gestiona tus alquileres con Homming

¿Eres gestor o propietario de inmuebles en alquiler? ¡Homming es tu mejor arma para simplificar la gestión de tus propiedades! Con nuestra plataforma, podrás automatizar tareas, mejorar la comunicación con tus inquilinos, gestionar incidencias, subir contratos, obtener insights valiosos para maximizar la rentabilidad de tus alquileres y mucho más. 

Imagina tener todo bajo control desde una sola plataforma: contratos, pagos, incidencias y más. Con homming, puedes decir adiós a los procesos manuales y desorganizados. Una plataforma fácil e intuitiva. 

Descubre cómo Homming puede transformar la forma en que gestionas tus alquileres. ¡Regístrate hoy mismo y pruébalo de forma gratuita! O si lo prefieres puedes agendar aquí una demostración con nuestro equipo de asesores.

Artículos relacionados

¡No te pierdas ninguna de nuestras publicaciones!

Suscríbete a nuestra Newsletter.