¿Qué hacer cuando tu casero no arregla los desperfectos?

Qué hacer cuando tu casero no arregla los desperfectos

Normalmente, los pisos de alquiler están pensados para que sea la vivienda habitual de una persona, por lo que su uso diario puede llevar a que haya un desgaste que derive en algún tipo de avería. En este artículo queremos resolver las dudas sobre qué hacer cuando tu casero no arregla los desperfectos y qué dice la ley al respecto. 

Una avería en un piso de alquiler puede ir desde un grifo de la cocina que pierde agua, un radiador que ya no calienta o incluso una cerradura rota. Estos imprevistos pueden ocurrir y suponer un desembolso de dinero importante. Si esto pasa, suele surgir la duda de quién se encarga de arreglar los desperfectos

¿Qué dice la ley sobre los desperfectos en una vivienda de alquiler?

Una persiana que ya no sube, una fuga de agua o una grieta en la pared son solo algunos de los ejemplos de desperfectos que se pueden dar en una vivienda alquilada. Pero cuando vivimos de alquiler, una de las primeras dudas que nos surge es quién se encarga de pagar esas reparaciones

El propietario tiene que cumplir con las obligaciones que se han marcado en el contrato y también con lo que indica la Ley de Arrendamientos Urbanos y el Código Civil. De esta manera, el casero tiene la obligación de “realizar, sin derecho a elevar por ello la renta, todas las reparaciones que sean necesarias para conservar la vivienda en las condiciones de habitabilidad para servir al uso convenido”, tal y como establece el artículo 21.2 de la LAU.

Lo habitual es que en el contrato de alquiler se incluya un apartado donde se indique quién se hace cargo de estos gastos y se indica con una cláusula sobre averías o reparaciones. El dueño es el que se encarga de llevar a cabo todos los arreglos que sean necesarios para que la vivienda esté en condiciones de ser habitada. Pero si la avería se ha generado por un mal uso del inquilino o un daño intencionado, será éste el que tenga que abonar la reparación. 

En el caso de tener un problema o una avería en la vivienda, hay que comunicárselo al propietario del inmueble y poner en su conocimiento el tipo de avería que ha habido y el motivo que la ha originado. Es importante que el arrendador sepa qué ha ocurrido en el piso. 

Aunque la ley es clara con lo que indica, es importante conocer qué hacer cuando el casero no quiere realizar ninguna reparación. Para ello es fundamental saber qué reparaciones le corresponden al propietario y cuáles al inquilino.

¿Y si el casero no quiere hacer ninguna reparación estando obligado?

Si se llega a este punto es importante recordar que no hay que dejar de pagar el alquiler. Para saber qué hacer cuando el casero no arregla los desperfectos, hay que actuar de la siguiente manera. 

Primero, notificar al arrendador la existencia de la avería y la necesidad de la reparación. Es recomendable hacerlo por escrito y de forma fehaciente. De esta manera se podrá probar que el propietario tenía conocimiento de la avería en una fecha determinada. 

En el caso de que el arrendador haga caso omiso, hay tres opciones: 

  • La primera es interponer una reclamación judicial que exija al arrendador que cumpla con sus obligaciones. 
  • La segunda es promover la resolución del contrato de alquiler, bien de mutuo acuerdo o bien instando la resolución en los tribunales. 
  • Por último, está la opción de que el inquilino realice él mismo las reparaciones y después reclamar al propietario el importe abonado, esto se suele hacer en casos donde la reparación es muy urgente. 

Estar informado sobre quién debe pagar las averías y reparaciones de un piso de alquiler es muy importante. Y también lo es saber qué hacer cuando tu casero no arregla los desperfectos. Además, si eres propietario de uno o varios pisos de alquiler, también es recomendable contar con una herramienta que ayude a gestionar las viviendas de alquiler y con homming es realmente sencillo.

El software de gestión de alquileres es la herramienta ideal que te ayudará a administrar tanto las viviendas como a los inquilinos, y todo online. Gestionar las incidencias reportadas por inquilinos, recibir notificaciones y cobros o centralizar los documentos y la comunicación con los inquilinos de la vivienda son algunas de las funcionalidades de homming. Además, puedes probarlo de forma gratuita e invitar a tus inquilinos a utilizarlo, ¿a qué esperas?

Artículos relacionados

¡No te pierdas ninguna de nuestras publicaciones!

Suscríbete a nuestra Newsletter.

1
👋 ¿Cómo podemos ayudarte?
Bienvenido a homming 👋
Si gestionas alquileres, eres propietario o quieres empezar a digitalizar la gestión de tus alquileres.
¡Queremos ayudarte!