Blog
imagen-principal

Principales puntos de la nueva Ley de Vivienda 2021

Después de muchos meses de negociaciones, el pasado 26 de octubre se aprobó en el Consejo de Ministros la nueva Ley de Vivienda.

Dentro de esta nueva legislación, los alquileres son uno de los puntos que más controversia han generado y sobre lo que ya hablamos en nuestro blog

Y es que la regulación de los precios del alquiler fue una de las cosas que más polémica creó pero que ya ha conseguido desbloquearse. Esta nueva ley permite limitar los alquileres de propietarios con más de 10 viviendas teniendo en cuenta distintas condiciones y características. 

Pero no solo vamos a centrarnos en el precio de los alquileres, en este artículo queremos hablar de los puntos clave de la nueva ley de vivienda, cómo funciona cada uno de ellos y cómo puede afectar tanto a propietarios como a inquilinos. 

Nueva Ley de Vivienda, ¿cuáles son los puntos clave?

A continuación, vamos a comentar los principales puntos que hay que tener en cuenta en la nueva Ley de Vivienda. Todos ellos afectan, de una manera u otra, a los dueños de viviendas en alquiler y a los posibles inquilinos. 

Creación de alquileres públicos en las promociones nuevas de viviendas

Lo que se pretende con este punto es que todas las nuevas promociones de viviendas de obra nueva tendrán que contar con una reserva del 30% de esos inmuebles destinados al parque público. Y la mitad de ese porcentaje debe estar destinado al alquiler social. Por ejemplo, un edificio de obra nueva con 100 viviendas tendrá que destinar 30 a alquiler público y 15 de ellas tendrán que ser de alquiler social. 

Los pequeños propietarios tendrán ventajas fiscales para bajar el precio del alquiler

La nueva Ley de Vivienda establece que los pequeños propietarios son los que tienen menos de 10 viviendas en propiedad. Estos son los que optarán a incentivos fiscales y grandes descuentos con el objetivo de que ello ayude a bajar los precios de los alquileres. 

El planteamiento es dar una bonificación de hasta el 90% de las rentas que consigan estos propietarios si bajan el precio del alquiler. A continuación, detallamos esas bonificaciones. 

  • - Bonificación del 50% si bajan el precio del alquiler un 5% respecto al contrato anterior. 

  • - Bonificación del 70% si lo alquilan por primera vez a jóvenes de entre 18 y 35 años o si se trata de un nuevo contrato que tenga mejoras o rehabilitación en la vivienda. 

  • - Bonificación del 90% si el alquiler se da en áreas tensionadas. 

Las viviendas vacías tendrán más impuestos

Con el objetivo de alquilar las viviendas vacías, las que lleven más de dos años sin estar habitadas y cuyos dueños sean propietarios de más de 4 viviendas, el Gobierno va a permitir a los ayuntamientos que aumenten la tasa del IBI con un recargo de hasta el 150%. 

A esto hay que añadirle un matiz, y es que esta nueva norma tiene en cuenta la diferentes competencias existentes en la materia, ya sean autonómicas o municipales, por lo que indica que deben ser las comunidades autónomas las que soliciten si quieren aplicar o no el control de precios en estas zonas tensionadas. 

Según estudios realizados por portales inmobiliarios, ese recargo del 150% en el IBI de las viviendas vacías puede suponer abonar 1.600€ al año por el impuesto. 

Limitar el alquiler a viviendas de grandes propietarios

Como ya hemos dicho, los grandes propietarios son aquellos que tienen más de 10 viviendas en su propiedad o una superficie construida de más de 1.500 m2. Según la nueva Ley de Vivienda, estos tendrán que adaptar el precio de los alquileres al índice de referencia de la zona tensionada donde se encuentran los pisos. De esta manera, limitarán el precio del alquiler al precio del contrato anterior. 

Desde que se apruebe la ley, habrá un plazo de 18 meses en el que se establecerá cómo será el índice de referencia del precio del alquiler. 

Bono joven de vivienda

Otra de las novedades que incluye la nueva legislación sobre vivienda es la creación de un bono joven de ayuda a la vivienda con un importe de 250€ mensuales durante los próximos dos años. 

Se pretende que con este bono se beneficien los jóvenes de entre 18 y 35 años cuyas rentas de trabajo e ingresos anuales sean inferiores a 23.725€. Además, este bono podrá complementarse con más ayudas directas al alquiler de hasta el 40% de su valor en el caso de familias más vulnerables. 

Este bono joven está limitado por el precio del alquiler a viviendas con una renta igual o superior a 600€ mensuales. 

Regular los desahucios

La nueva ley tiene como fin que se regulen los procedimientos jurídicos y los contratos de alquiler en los casos en los que haya situaciones de vulnerabilidad. El objetivo es llevar a cabo una mejora en la comunicación entre los jueces y los servicios sociales para que sea más efectiva. De esta manera, se pretende dar una respuesta habitacional a los hogares vulnerables por parte de los servicios sociales. 

Para que estas situaciones puedan resolverse con tiempo, desde el gobierno han ampliado de 1 a 2 meses el plazo de lanzamiento de desahucios en el caso de que el propietario del inmueble sea una persona física y de 3 a 4 meses si el dueño es una empresa. 

Definir las zonas tensionadas

El Estado y cada Comunidad Autónoma serán los encargados de declarar un barrio o un municipio como zona tensionada. En el caso de declarar una zona tensa, esta tendrá que serlo durante un mínimo de 3 años, prorrogable año a año con el fin de evitar que los precios del alquiler suban de forma indiscriminada. 

Para que una zona sea declarada como “tensionada” el precio medio del alquiler en ella debe ser más del 30% de los ingresos medios de los habitantes de esa zona. Por ejemplo, si esos ingresos medios son de 25.000€, el precio de los alquileres no tendría que superar los 5.000€ anuales, unos 415€ al mes. 

Los propietarios de viviendas en estas zonas, tanto los grandes como los pequeños, deberán respetar los índices de referencia que se marquen. 

Se crea la vivienda asequible incentivada

Además de la vivienda protegida, con la nueva ley se crea también la vivienda asequible incentivada. En este caso, los propietarios son personas privadas que cuentan con ciertos beneficios con el objetivo de destinar al alquiler esas viviendas a precios reducidos. De esta manera se incrementa la oferta a corto plazo. 

Implantación de un fondo social de vivienda

Con esta medida se pretende apostar por un parque público de alquiler, una medida que hace tiempo que el sector inmobiliario viene pidiendo. Para hacernos una idea no hay más que ver los datos, y es que desde 2015 se han creado en España unas 5.500 viviendas protegidas y, de ellas, menos de 1.000 se han destinado al alquiler. 

No se podrá cambiar la calificación de vivienda pública

Con esta ley, el parque público de vivienda social está considerado un patrimonio que hace que quede protegido de forma permanente. De esta manera, se ofrece una protección a los hogares que puedan estar afectados por esa enajenación de la vivienda social que se ha venido dando en los últimos años. 

Ahora que ya conocemos los principales puntos de la nueva Ley de Vivienda 2021 podemos hacernos una idea de cómo afecta tanto a propietarios como inquilinos y al mercado del alquiler en general. 

En homming seguimos trabajando para ofrecerte el software de gestión de alquileres que necesitas. Tanto si eres propietario como gestor de viviendas, desde homming vas a gestionar y controlar todas las viviendas desde un solo lugar. 

Comunicación directa con los inquilinos, gestión de incidencias o control de gastos e ingresos de cada vivienda, todo esto y mucho más es lo que nuestro software de gestión de alquiler puede hacer por ti. Ponte en contacto con nosotros y descubre cómo funciona de forma gratuita.